Padre Nuestro

Padre Nuestro
Padre Nuestro que estás en los Cielos

¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le dé una piedra; o si le pide un pez, le dé una culebra? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan!, Mt 7, 9-11.

Santificado sea tu nombre

Yahveh pasó por delante de él y exclamó: “Yahveh, Yahveh, Dios misericordioso y clemente, tardo a la cólera y rico en amor y fidelidad”, Ex 34, 6.

Cada uno de ellos tenía seis alas y estaba cubierto de ojos, por encima y por debajo de las alas. Y día y noche repetían sin cesar: “Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era y que es y que ha de venir”, Rev 4, 8.

Yo te ensalzo, Yahveh, porque me has levantado; no dejaste reírse de mí a mis enemigos. Yahveh, Dios mío, clamé a ti y me sanaste. Tú has sacado, Yahveh, mi alma del seol, me has recobrado de entre los que bajan a la fosa. Salmodiad a Yahveh los que le amáis, alabad su memoria sagrada. De un instante es su cólera, de toda una vida su favor; por la tarde visita de lágrimas, por la mañana gritos de alborozo. Sal 30, 2-6.

Venga a nosotros tu Reino

Una cosa he pedido a Yahveh, una cosa estoy buscando: morar en la Casa de Yahveh, todos los días de mi vida, para gustar la dulzura de Yahveh y cuidar de su Templo; Salmo 27, 4.

Entonces dijo Jesús a sus discípulos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mí, la encontrará. Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? O ¿qué puede dar el hombre a cambio de su vida?»

Hágase tu voluntad en la Tierra como en el Cielo

«No todo el que me diga: “Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.” Mt 7, 21.

Danos hoy nuestro pan de cada día
Perdónanos nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden

Y cuando os pongáis de pie para orar, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre, que está en los cielos, os perdone vuestras ofensas; Mc 11, 25.

No nos dejes caer en la tentación

Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil; Mt 26, 41.

y libranos del mal.

Orar es cantar

El que canta ora dos veces.San Agustín
Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor.Efesios 5, 19

churchSinging
Las canciones son muy importantes dentro de las oraciones vocales. Son un instrumento muy valioso pues nos ayuda a adentrarnos en la oración, a adorar a Dios Padre bueno y misericordioso, y que nos inspiran, sacuden, elevan y adentran en el misterio de Dios.

Son una poesía, expresión sublime que celebra, suplica o pide perdón, un cántico de alabanza y gratitud al Creador, una expresión lírica de nuestra experiencia creyente.

Sin embargo, uno de sus inconvenientes es prestarse mucho a la deformación, al reiterar fórmulas o perderse en las formas, a veces se pierde su sentido, no se viven o rezan espiritualmente. Se hace conveniente y necesario explicar a los cantores la supremacía del contenido frente a una forma o expresión lírica que, en otro caso, pierde completamente su sentido profundo de experiencia orante.

Hoy en día se utilizan las canciones en las celebraciones litúrgicas. El problema es que, a veces, se abusa de ellas, demasiadas palabras para una liturgia suficientemente rica. En otras ocasiones, una liturgia demasiado rígida, seria, y poco participativa de chicos y jóvenes, hace que muchos de ellos sientan la misa como algo lejano, aburrido, de mayores…

David_Playing_the_Harp
Un buen recurso donde encontrar canciones religiosas es el portal de Brotes de Olivo donde, predicando con el ejemplo, ponen a disposición de tod@s los herman@s toda su discografía. ¡Sí!, puedes descargarte gratuitamente todas sus canciones en formato mp3. Están en la sección Descarga, Discografía en MP3.

Mostramos ahora varias canciones como ejemplo:

Perdónanos Señor, perdónanos, siento tú marginado se nos olvidó; por las veces que te olvidamos en cada hermano, perdónanos, Señor, perdónanos.Perdónanos. Brotes de Olivo
Si ya has pensado que estás roto y no hay salida,
si estás a punto de tirar la toalla,
si crees que ya has perdido toda la esperanza,
ya verás, volverá.

Si te das cuenta que en tu barco no hay timón,
y que la tempestad ha roto ya tus velas.
Un viento nuevo soplará en tu dirección
volverá, ya verás.

VOLVERÁ, VOLVERÁ, VOLVERÁ
SI SE HA MARCHADO VOLVERÁ
YA VERÁS, VOLVERÁ.
CUANDO MENOS TE LO ESPERES VOLVERÁ
LA ESPERANZA NO NOS PUEDE FALTAR
NO DESESPERES VENDRÁ
VOLVERÁ, VOLVERÁ.

Si ya hace tiempo
que dejaste de creer
que en esta vida cada cosa es importante
el día menos pensado volverá a nacer.
Ya verás, volverá.

Si ya estás solo
y no hay quien calme tu dolor.
Y si a tu puerta
nadie llama ya hace tiempo.
No desesperes, sólo busca en tu interior.
Volverá, ya verás.Volverá. Brotes de Olivo

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tu me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en esa cruz y escarnecido
muéveme el ver tu cuerpo tan herido
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara
y aunque no hubiera infierno te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
porque aunque lo que espero no esperara
lo mismo que te quiero te quisiera.Anónimo (Edad Media)

Oración vocal II y Evangelio del día

KneePray

Hemos definido la oración vocal como la repetición de fórmulas de oración tanto de forma individual como comunitaria. Hemos dicho que es, con mucho, la oración más popular de la Iglesia y que facilita abstraerse de los ruidos.

Sin embargo, todavía no habíamos ofrecido un listado de dónde encontrarlas. En esta entrada vamos a solucionar precisamente esto.

  • Existen las oraciones de siempre (Padrenuestro, Avemaría, Gloria, ¡Ven Espíritu Santo!,…) y muchas más que puedes consultar en la web de mercaba en el Catecismo para rezar a Dios y en oraciones básicas, una entrada de la página de las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.
  • También, puedes utilizar el oficio divino. Como podemos leer en la página de El Oficio Divino citando al Catecismo de la Iglesia Católica no. 1196: “Los fieles que celebran la Liturgia de las Horas se unen a Cristo, nuestro Sumo Sacerdote, por la oración de los salmos, la meditación de la Palabra de Dios, de los cánticos y de las bendiciones, a fin de ser asociados a su oración incesante y universal que da gloria al Padre e implora el don del Espíritu Santo sobre el mundo entero.” En su portal están disponibles gratuitamente el Oficio de Lectura, los Laudes, Angelus, Nona, Vísperas, Completas y el Santo Rosario.
  • Además, está disponible en la web Liturgia de las horas, el Oficio de las horas de cada día, así como, un visor para móviles con el sistema operativo Android.
    antique
  • Otra opción es orar con el evangelio del día en Contemplar el Evangelio de hoy. Esta web incluye además del evangelio del día, un comentario y la posibilidad de escucharlo. Esta alternativa es muy útil para aquellos con discapacidad visual o que están cansados de un día largo y duro, y prefieren rezar sin tener que leer la Palabra de Dios en el ordenador.

¿Conoces otra web interesante u oración que te ayude y quieras compartir? Comenta y no te lo guardes para ti, ayúdanos a enriquecernos.

Oración vocal I

definition

La oración vocal ha sido siempre la forma más popular, el método más utilizado por la iglesia, por ejemplo, en la recitación de los salmos en la Liturgia de las horas, el Rosario, etc.

La oración vocal puede ser definida como la repetición de fórmulas de oración tanto de forma individual como comunitaria.

Como inconvenientes de este método, comentaremos su rigidez y que se presta un poco a la deformación.

Sin embargo, es una oración que permite a las personas menos habituadas introducirse en la vida orante. Además, facilita abstraerse de los ruidos siendo, en este aspecto, superior a otros métodos.

De la importancia de este tipo de oración sirva, como mejor ejemplo, que la oración que enseñó Jesús, el camino, la verdad y la vida, a sus discípulos para aprender a orar fue una oración vocal: el padrenuestro (Lc 11)

PadrenuestroSermonMontana

Es importante ser capaz de captar, con silencio y sin prisas (no por recitar más oraciones vocales por segundo conseguiremos una oración más espiritual), la riqueza y profundidad que muchas de ellas poseen.

Finalmente, la rigidez puede ser salvada en cuanto a que esta oración puede servir de preámbulo o trampolín a un encuentro más profundo en el que, simplemente, las palabras sobren. Veremos en futuras entradas los distintos tipos de oraciones vocales, así como, otros métodos.