Orar es compromiso

Orar es compromiso.

studying

La formación es muy importante, fundamental, no lo dudo en absoluto. Ahora bien, respondedme desde el corazón: ¿De veras es necesaria tanta formación para comprender estos textos?

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. Muchos me dirán aquel día: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?’ Y entonces les declararé: ‘¡Jamás os conocí; apartaos de mí, agentes de iniquidad!’

Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca. Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina».Mt 7, 21-29

¿O el famoso texto de Mateos 25, El Juicio Final?

Entonces dirá el Rey a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.”
Entonces los justos le responderán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?”
Y el Rey les dirá: “En verdad os digo que cuanto hiciste a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis.”
Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apártaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis”.Mt. 25, 31-46

juicioFinal
Sinceramente no lo creo, lo que hace falta no es tantos cursos, seminarios, formación pastoral, licenciaturas de teología, etc. Lo que necesitamos es abandonar nuestro corazón de piedra, mi triste “yo, el primero” o “yo, mi, me, conmigo; a los demás, que les vayan dando”, para acercarnos al misterio del Dios, comunidad de amor, que se revela a los sencillos y humildes, así como, reconocer que Dios está en los pobres, excluidos, oprimidos, enfermos, inmigrantes, etc.

Tenemos que renacer al hombre nuevo con corazón de carne, fraternal en el Espíritu Santo.

Debemos cuidar no escandalizar a los pobres con nuestra opulencia, indiferencia, sabiduría con minúsculas e insolidaridad.
Y diré más, la Iglesia debe: no asociarse con el poder como muchas veces lo ha hecho; ser así libre para reivindicar los derechos humanos; buscar la justicia, no simplemente la caridad de lo que nos sobra; no justificar el status quo para no ser opio del pueblo; no reducir su discurso a lo “moral” y “espiritual” excluyendo, no sé cómo, la justicia social.

Debemos ser voz o, mejor aún, dar la voz a los sin voz, bajar de la cruz a los pueblos crucificados, criticar los poderes económicos y militares que nos mantienen subyugados y expolian los recursos de nuestra madre Tierra (calentamiento global, crisis energética, polución, etc.) mediante: guerras justas y humanitarias (hacer la guerra por la paz es como hacer el amor por la castidad); rescates inmorales a los bancos; deudas externas y “eternas” (pues son impagables) de un dinero creado de la nada por un sistema de reserva fraccionario inmoral; la manipulación por los medios de comunicación con “pan y circo” reconvertido, para el hombre del siglo XXI, en deportes, telebasura, publicidad permanente y persuasiva que promueve el consumismo de productos que, en la mayoría de los casos, no necesitamos y con obsolescencia programada, etc.

Para más información, visita la sección Social de nuestro portal Web donde puedes leer: 870 millones de personas no tienen lo suficiente para comer, 783 millones de personas no tienen acceso a agua potable o a Antonio Gutierrez decir: “He visto con mis propios ojos el profundo sufrimiento de madres que se han convertido en esqueletos andantes y están ante la disyuntiva de escoger a cuál de sus hijos salvar de la hambruna.”

hunger_1
Quizás podríamos cantar:
Perdónanos (Re) Señor (LA7), perdónanos (Sim Fa#m), siento tú (SOL) marginado (mi) se nos (LA7) olvidó; por las veces (SOL) que te olvidamos (RE SOL) en cada hermano (RE Sim), perdónanos (mi), Señor (LA7), perdónanos (RE).”

Oración y acción política.

zapatero

Complicado tema donde los haya. La oración y la vida cristiana implica un nuevo estilo de vida, morir al hombre viejo y nacer al hombre nuevo que, irremediablemente, debe llevarnos a la evangelización, a la búsqueda del Reino y su justicia, la paz y la fraternidad.

¿Implica entonces también una acción política donde nos opongamos a las leyes injustas, a las élites que abusan del poder y acaparan los recursos endeudando y empobreciendo, podríamos decir esclavizando, al resto de la población?

El tema se complica con citas como las siguientes:

Sométanse todos a las autoridades constituidas, pues no hay autoridad que no provenga de Dios, y las que existen, por Dios han sido constituidas. De modo que, quien se opone a la autoridad, se rebela contra el orden divino, y los rebeldes se atraerán sobre sí mismos la condenación. En efecto, los magistrados no son de temer cuando se obra el bien, sino cuando se obra el mal. ¿Quieres no temer la autoridad? Obra el bien, y obtendrás de ella elogios, pues es para ti un servidor de Dios para el bien. Pero, si obras el mal, teme: pues no en vano lleva espada: pues es un servidor de Dios para hacer justicia y castigar al que obra el mal. Por tanto, es preciso someterse, no sólo por temor al castigo, sino también en conciencia. Por eso precisamente pagáis los impuestos, porque son funcionarios de Dios, ocupados asiduamente en ese oficio. Dad a cada cual lo que se debe: a quien impuestos, impuestos; a quien tributo, tributo; a quien respeto, respeto; a quien honor, honor. Con nadie tengáis otra deuda que la del mutuo amor. Pues el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.Romanos 13, 1-8
Obedeced a vuestros dirigentes y someteos a ellos, pues velan sobre vuestras almas como quienes han de dar cuenta de ellas, para que lo hagan con alegría y no lamentándose, cosa que no os traería ventaja alguna.Hebreos 13, 17
Y le envían sus discípulos, junto con los herodianos, a decirle: «Maestro, sabemos que eres veraz y que enseñas el camino de Dios con franqueza y que no te importa por nadie, porque no miras la condición de las personas. Dinos, pues, qué te parece, ¿es lícito pagar tributo al César o no?» Mas Jesús, conociendo su malicia, dijo: «Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Mostradme la moneda del tributo.» Ellos le presentaron un denario. Y les dice: «¿De quién es esta imagen y la inscripción?» Dícenle: «Del César.» Entonces les dice: «Pues lo del César devolvédselo al César, y lo de Dios a Dios.» Al oír esto, quedaron maravillados, y dejándole,
se fueron.Mateos 22, 16-22

Imagino que depende de lo que se entienda por una acción política y que la Palabra de Dios busca, esencialmente, renovar el corazón del hombre de uno de piedra por uno de carne, que sea amoroso y solidario, más que sustituir unos políticos corruptos por otros, traer al gobierno caras nuevas (cuando realmente están todos a merced de las élites y las corporaciones) o nuevas estructuras que, más tarde o más temprano, se corrompen y cometen los mismos errores y pecados porque los corazones de los hombres, encargados de implementarlas, no han cambiado realmente.

Sin embargo, el tema dista mucho de ser claro. Muchos cristianos se sienten atacados y amedrentados por un laicismo agresivo, fundamentalista y muy beligerante. Demasiados cristianos árabes se sienten abandonados por sus hermanos de Europa y América, otros se han visto obligados a emigrar y aún otros son ya mártires de Cristo. ¿Qué debemos hacer? Callarnos ante ataques genéricos a la Iglesia, al mensaje cristiano y a nuestros valores, hacia leyes y acciones políticas que atentan contra la dignidad humana y la vida: aborto, divorcio, guerras (Iraq, Afganistán, etc.), políticas económicas que solo apoyan a la élite y las grandes corporaciones mientras esclavizan al resto de la sociedad con políticas severas de ajuste, endeudándola y esclavizándola, etc.?

demonstration

Releamos la Palabra de Dios Padre. ¿Y si la ley divina se opone a las leyes de las autoridades?

Os dimos órdenes estrictas de no continuar enseñando en este nombre, y he aquí, habéis llenado a Jerusalén con vuestras enseñanzas, y queréis traer sobre nosotros la sangre de este hombre. Mas respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres.Hechos 5:28-29

El Papa Francisco declara como “un deber, una obligación del cristiano, involucrarse en la política aunque sea demasiado sucia porque al estar en ese ámbito se puede trabajar por el bien común“, aciprensa

Ahora bien, puestas estas bases, no creo que un portal de oración sea el espacio para una mayor discusión. Propongo que visites HazteOir y la campaña Más Libres para la reflexión y, en su caso, participación.

Extraído de su portal: “HazteOir.org afirma y promueve la participación política, la dignidad y los derechos de la persona y de la familia y el valor de la vida. Para ello, nos valemos de las nuevas tecnologías como herramienta básica de acción”.

Y de Más libres se puede leer: “Una iniciativa social a favor de la libertad religiosa frente a las agresiones del extremismo laicista”. Presentan la siguiente campaña: “Rellenando el siguiente formulario me uno a la plataforma MasLibres.org y exijo al Congreso que ponga coto a las agresiones del extremismo laicista y garantice la libertad religiosa y de conciencia en España”.

No sé si existe un ideario ideológico político “de derechas” detrás de estas iniciativas pero sí creo que presentan información válida para la reflexión.

maslibres

Campaña con el Rio Tapajós.

Campaña con el Rio Tapajós y con el pueblo Munduruku que intenta detener el plan del gobierno de Brasil de construir siete hidroeléctricas en el Rio Tapajós.

Obras son amores que no buenas razones.

rio-de-janeiro

Tapajós es uno de los principales ríos afluentes del Amazonas, cuna de una socio-bio-diversidad imponente. Esta campaña parte de la movilización de la gente y es apoyada por las pastorales sociales de la Diócesis de Santarém. Tenéis aquí el enlace por si queréis firmar y reenviar. Hay más información en las páginas del CIMI y otras.

La página está en Brasileño, así que os aconsejo utilizar Google Translate.

tapajos

Mártires del siglo XXI.

Yo soy copto

La estremecedora imagen de los 21 cristianos coptos a punto
de alcanzar la palma del martirio a manos de unos salvajes desalmados, nos debe hacer reflexionar sobre la distinta reacción que ha provocado en occidente este acto de barbarie comparado con lo sucedido recientemente en París.

copto

Yo no soy Charlie, ni lo seré jamás, pues como cristiano no me es dado ofender ni escarnecer a nadie por su credo o religión. Pero yo sí soy copto. Tan bautizado e hijo de Dios como todos los mártires de Libia, de Irak, de Siria o de Nigeria, que han sido asesinados por su condición de tal, sin que mediara insulto o provocación alguna.

Sin embargo siendo infinitamente más numerosos los cristianos que los charlies, no he visto en los medios de comunicación un relieve informativo equiparable al de los sucesos de París. No he visto a los líderes mundiales condenando en alta voz esta barbarie. Ni siquiera a mi presidente del Gobierno, que se dice cristiano, haciendo una declaración institucional. Nadie ha viajado a El Cairo para apoyar a los cristianos coptos o solidarizarse con el pueblo egipcio.

Y sin embargo el repugnante y sangriento vídeo iba dirigido a todos los cristianos, quienes estamos en el punto de mira por el hecho de nuestra fe.

No imagino reacción semejante entre el pueblo judío, ni tampoco del pueblo musulmán. Y es que, por desgracia, son legión los cristianos que se avergüenzan de serlo, los mismos que trataron de expulsar a Dios de la Constitución europea.

Afortunadamente, la sangre de los mártires es semilla de cristianos. Que los 21 mártires que se unen en el cielo a los miles que les precedieron en el martirio intercedan para que su bienaventurado ejemplo sea semilla de esperanza en una sociedad anestesiada por el relativismo, el materialismo y la ausencia de Dios.

Creo que el autor es: Luis Felipe Utrera-Molina

Mi humilde comentario: El poder vela por sus intereses, la Iglesia-Jerarquía demasiadas veces se alía con el poder (opio del pueblo) y a los coptos, a esos, que le vayan dando.

Testimonio: Óscar Romero.

Óscar Romero fue un arzobispo católico salvadoreño, célebre por su defensa de los derechos humanos y por haber muerto asesinado durante la celebración de la misa.

oscarromero

Qué hermoso será el día en que cada bautizado comprenda que su profesión, su trabajo, es un trabajo sacerdotal; que, así como yo voy a celebrar la misa en este altar, cada carpintero celebre su misa en su banco de carpintería, cada hojalatero, cada profesional, cada médico con su bisturí, la señora del mercado en su puesto… están haciendo un oficio sacerdotal. Cuántos motoristas sé que escuchan esta palabra allá en sus taxis. Pues tú, querido motorista, junto a tu volante, eres un sacerdote si trabajas con honradez, consagrando a Dios tu taxi, llevando un mensaje de paz y de amor a tus clientes que van en tu carro.

Aun cuando se nos llame locos, aun cuando se nos llame subversivos, comunistas y todos los calificativos que se nos dicen, sabemos que no hacemos más que predicar el testimonio subversivo de las bienaventuranzas, que le han dado vuelta a todo para proclamar bienaventurados a los pobres, bienaventurados a los sedientos de justicia, bienaventurados a los que sufren.

Cuando se le da pan al que tiene hambre lo llaman santo, pero si se pregunta por las causas, del por que el pueblo tiene hambre “lo llaman comunista ateísta”. Pero hay un “ateísmo” más cercano y más peligroso para nuestra Iglesia: el ateísmo del CAPITALISMO cuando los bienes materiales se erigen en ídolos y sustituyen a Dios.

No nos cansemos de denunciar la idolatría de la riqueza, que hace consistir la verdadera grandeza del hombre en tener y olvida que la verdadera grandeza es “ser”. No vale el hombre por lo que tiene, sino por lo que es.

He estado amenazado de muerte frecuentemente. He de decirles que como cristiano que no creo en la muerte sin resurrección: si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño. Lo digo sin ninguna jactancia, con gran humildad. Como pastor, estoy obligado, por mandato divino, a dar la vida por aquéllos a quien amo, que son todos los salvadoreños, incluso por aquéllos que vayan a asesinarme. Si llegasen a cumplirse las amenazas, desde ahora ofrezco a Dios mi sangre por la redención y por la resurrección de El Salvador. El martirio es una gracia de Dios, que no creo merecerlo. Pero si Dios acepta el sacrificio de mi vida, que mi sangre sea semilla de libertad y la señal que la esperanza pronto una realidad. Mi muerte, si es aceptado por Dios, sea para la liberación de mi pueblo y como un testimonio de esperanza en el futuro. Puede decir usted, si llegan a matarme, que perdono y bendigo a aquéllos que lo hagan. De esta manera se convencerán que pierden su tiempo. Un obispo morirá, pero la Iglesia de Dios, que es el pueblo, nunca perecerá.

Ya nada me asombra.

Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles, entonces se sentará en su trono de gloria. Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos. Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.
Entonces dirá el Rey a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.”
Entonces los justos le responderán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?”
Y el Rey les dirá: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis.”
Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis.”
Entonces dirán también éstos: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?”
Y él entonces les responderá: “En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo.”
E irán éstos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna.Mt.25,35.45

hunger_1

Algunos todavía dudan (no hay más sordo que el que no quiere oír) que el colonialismo europeo del siglo XV al XX ha sido sustituido por formas más sutiles de neo-colonialismo. El neocolonialismo “es el control indirecto que ejercen las antiguas potencias coloniales sobre sus antiguas colonias o, en sentido amplio, los Estados hegemónicos sobre los subdesarrollados. Estos países no disfrutan de una independencia plena, sino que están sometidos a los dictados culturales, políticos, lingüísticos y, especialmente, económicos, de otro,” Wikipedia.Sin embargo, no nos engañemos, igual de devastadores son sus efectos para los países que la padecen.

Para más información sobre las consecuencias del neocolonialismo (hambre, pobreza, violencia, etc.) visita nuestra sección Social

La gran pregunta es: ¿Hasta cuando? Aquí te dejo un vídeo que puede ayudarte a la reflexión y a la oración sobre los crímenes que se siguen produciendo hoy en día…