Materiales para la oración en Semana Santa

jesusPasion

A solicitud de un lector de nuestro portal, Gilber Valenzuela, os muestro varios recursos para orar en Semana Santa y/o para trabajar en grupo estos días tan importantes de nuestra vida creyente.

Propongo hacer un profundo silencio y leer despacito los capítulos 26-28 de S. Mateo o 14-16 de S. Marcos (Biblia Católica Online) quizás con música de La Pasión según San Mateo de J.S. Bach.

Mientras leemos reflexionamos:

  1. ¿Por qué la muerte de Cristo? ¿Por qué lo mataron? ¿Le encontramos algún sentido?
  2. ¿Qué hemos sentido al leerlo?
  3. ¿Qué nos dice en nuestra vida cotidiana, la del día a día? ¿A que me interpela?
  4. ¿Qué significa verdaderamente la resurrección de Cristo en nuestro camino de fe?

Crucifixion

Como ideas que puedan ayudar a la reflexión propongo las siguientes:

  • Todo el que lleva a la práctica el Reino de Dios y su justicia va a tener problemas.
    Mirad que os envío como ovejas en medio de lobos.Mt. 10, 16-23
  • Jesús es obediente a la voluntad del Padre hasta la muerte (“Y no puedo hacer nada por mi cuenta: juzgo según lo que oigo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado,” Jn 5, 30) y una muerte de cruz. Finalmente, exclamará en su agonía:
    Todo está cumplido.Jn. 19, 30
  • En su pasión, muerte, resurrección y ascensión se realiza plenamente la salvación. Es la hora del cumplimiento de su misión, de su entrega única y definitiva para dar frutos de redención y vida eterna (“En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da mucho fruto”, Jn 12, 24), de su amor hasta el final (“Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo,” Jn 13, 1), del éxodo al Padre (“Sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía,” Jn 13, 3) y glorificación:
    Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo de hombre.Jn 12, 23
    … y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz. Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre, que está sobre todo nombre. Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre.Fil 2, 8-11
  • La pascua de Jesús es su victoria definitiva sobre el pecado y la muerte.
    ¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?. 1 Cor 15, 55
  • La esencia de la fe en Cristo, el Señor, el camino, la verdad y la vida es, definitivamente, la creencia en su muerte y resurrección.
Porque, si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo.Rm 10, 9

Otros recursos que pueden ayudarte son los siguientes:

  1. Un vídeo con música de Brotes de Olivo titulado “Aleluya de la Tierra”. La letra nos cuestiona con preguntas como: “¿Quién bajará de la cruz a tanto Cristo sufriente mientras los hombres miramos impasivos indolentes?” que nos recuerda al mártir Óscar Romero, mártir del Señor e imprescindible teólogo de la Teología de la Liberación.
  2. Una oración en un vídeo donde se nos invita a dejar de lado nuestras preocupaciones porque Él ha vencido a la muerte. ¡Ábrenos los ojos para verte y nunca perderte! Semana santa y pascua: no te preocupes, Jesús.
  3. Otro vídeo musical es el siguiente con el sugerente título: Jesús con estas manos te martillé.
  4. La entrada Orar es… contemplar un cuadro mientras cantas:
    No me mueve, mi Dios, para quererte
    el cielo que me tienes prometido,
    ni me mueve el infierno tan temido
    para dejar por eso de ofenderte.

    Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
    clavado en esa cruz y escarnecido,
    muéveme el ver tu cuerpo tan herido,
    muénveme tus afrentas y tu muerte.

    Muéveme, en fin, tu amor y en tal manera,
    que aunque no hubiera cielo, yo te amara
    y aunque no hubiera infierno te temiera.

    No me tienes que dar porque te quiera,
    porque aunque lo que espero no esperara
    lo mismo que te quiero te quisiera.
    Anónimo

  5. La presentación Camino hacia la pascua de Mercaba, la web católica de formación e información.

Ayúdanos y propón que recursos piensas utilizar en estas fechas para que podamos enriquecernos todos. Para contactar con nosotros, puedes hacerlo por teléfono o email aquí o en nuestro foro.