Testimonio: Óscar Romero

Óscar Romero fue un arzobispo católico salvadoreño, célebre por su defensa de los derechos humanos y por haber muerto asesinado durante la celebración de la misa.

oscarromero

Qué hermoso será el día en que cada bautizado comprenda que su profesión, su trabajo, es un trabajo sacerdotal; que, así como yo voy a celebrar la misa en este altar, cada carpintero celebre su misa en su banco de carpintería, cada hojalatero, cada profesional, cada médico con su bisturí, la señora del mercado en su puesto… están haciendo un oficio sacerdotal. Cuántos motoristas sé que escuchan esta palabra allá en sus taxis. Pues tú, querido motorista, junto a tu volante, eres un sacerdote si trabajas con honradez, consagrando a Dios tu taxi, llevando un mensaje de paz y de amor a tus clientes que van en tu carro.

Aun cuando se nos llame locos, aun cuando se nos llame subversivos, comunistas y todos los calificativos que se nos dicen, sabemos que no hacemos más que predicar el testimonio subversivo de las bienaventuranzas, que le han dado vuelta a todo para proclamar bienaventurados a los pobres, bienaventurados a los sedientos de justicia, bienaventurados a los que sufren.

Cuando se le da pan al que tiene hambre lo llaman santo, pero si se pregunta por las causas, del por que el pueblo tiene hambre “lo llaman comunista ateísta”. Pero hay un “ateísmo” más cercano y más peligroso para nuestra Iglesia: el ateísmo del CAPITALISMO cuando los bienes materiales se erigen en ídolos y sustituyen a Dios.

No nos cansemos de denunciar la idolatría de la riqueza, que hace consistir la verdadera grandeza del hombre en tener y olvida que la verdadera grandeza es “ser”. No vale el hombre por lo que tiene, sino por lo que es.

He estado amenazado de muerte frecuentemente. He de decirles que como cristiano que no creo en la muerte sin resurrección: si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño. Lo digo sin ninguna jactancia, con gran humildad. Como pastor, estoy obligado, por mandato divino, a dar la vida por aquéllos a quien amo, que son todos los salvadoreños, incluso por aquéllos que vayan a asesinarme. Si llegasen a cumplirse las amenazas, desde ahora ofrezco a Dios mi sangre por la redención y por la resurrección de El Salvador. El martirio es una gracia de Dios, que no creo merecerlo. Pero si Dios acepta el sacrificio de mi vida, que mi sangre sea semilla de libertad y la señal que la esperanza pronto una realidad. Mi muerte, si es aceptado por Dios, sea para la liberación de mi pueblo y como un testimonio de esperanza en el futuro. Puede decir usted, si llegan a matarme, que perdono y bendigo a aquéllos que lo hagan. De esta manera se convencerán que pierden su tiempo. Un obispo morirá, pero la Iglesia de Dios, que es el pueblo, nunca perecerá.

Mártires del siglo XXI

Yo soy copto

La estremecedora imagen de los 21 cristianos coptos a punto
de alcanzar la palma del martirio a manos de unos salvajes desalmados, nos debe hacer reflexionar sobre la distinta reacción que ha provocado en occidente este acto de barbarie comparado con lo sucedido recientemente en París.

copto

Yo no soy Charlie, ni lo seré jamás, pues como cristiano no me es dado ofender ni escarnecer a nadie por su credo o religión. Pero yo sí soy copto. Tan bautizado e hijo de Dios como todos los mártires de Libia, de Irak, de Siria o de Nigeria, que han sido asesinados por su condición de tal, sin que mediara insulto o provocación alguna.

Sin embargo siendo infinitamente más numerosos los cristianos que los charlies, no he visto en los medios de comunicación un relieve informativo equiparable al de los sucesos de París. No he visto a los líderes mundiales condenando en alta voz esta barbarie. Ni siquiera a mi presidente del Gobierno, que se dice cristiano, haciendo una declaración institucional. Nadie ha viajado a El Cairo para apoyar a los cristianos coptos o solidarizarse con el pueblo egipcio.

Y sin embargo el repugnante y sangriento vídeo iba dirigido a todos los cristianos, quienes estamos en el punto de mira por el hecho de nuestra fe.

No imagino reacción semejante entre el pueblo judío, ni tampoco del pueblo musulmán. Y es que, por desgracia, son legión los cristianos que se avergüenzan de serlo, los mismos que trataron de expulsar a Dios de la Constitución europea.

Afortunadamente, la sangre de los mártires es semilla de cristianos. Que los 21 mártires que se unen en el cielo a los miles que les precedieron en el martirio intercedan para que su bienaventurado ejemplo sea semilla de esperanza en una sociedad anestesiada por el relativismo, el materialismo y la ausencia de Dios.

Creo que el autor es: Luis Felipe Utrera-Molina

Mi humilde comentario: El poder vela por sus intereses, la Iglesia-Jerarquía demasiadas veces se alía con el poder (opio del pueblo) y a los coptos, a esos, que le vayan dando.

Campaña con el Rio Tapajós

Campaña con el Rio Tapajós y con el pueblo Munduruku que intenta detener el plan del gobierno de Brasil de construir siete hidroeléctricas en el Rio Tapajós.

Obras son amores que no buenas razones.

rio-de-janeiro

Tapajós es uno de los principales ríos afluentes del Amazonas, cuna de una socio-bio-diversidad imponente. Esta campaña parte de la movilización de la gente y es apoyada por las pastorales sociales de la Diócesis de Santarém. Tenéis aquí el enlace por si queréis firmar y reenviar. Hay más información en las páginas del CIMI y otras.

La página está en Brasileño, así que os aconsejo utilizar Google Translate.

tapajos

Campaña con el Rio Tapajós y con el pueblo Munduruku

Obras son amores que no buenas razones.

campana-con-el-rio-tapajos-y-el-pueblo-munduruku

Estamos colaborando con la campaña con el Rio Tapajós y con el pueblo Munduruku que intenta detener el plan del gobierno de Brasil de construir siete hidroeléctricas en el Rio Tapajós.

Tapajós es uno de los principales ríos afluentes del Amazonas, cuna de una socio-bio-diversidad imponente. Esta campaña parte de la movilización de la gente y es apoyada por las pastorales sociales de la Diócesis de Santarém.

Tenéis aquí el enlace por si queréis firmar y reenviar. Hay más información en las páginas del CIMI y otras.

tapajos

La página está en brasileño, así que os aconsejo utilizar Google Translate.