Gratuidad

albaDoubted       ¿Qué es la gratuidad? 

¿Y por qué es tan importante? A esto trataremos de darle respuesta en esta entrada.

gratuidad

La gratuidad es la superación del sentido de eficacia inmediata, del hoy por ti, mañana por mi. La oración es un encuentro de amor y esta experiencia es el fin en sí mismo. Es dejar a un lado nuestras obligaciones mundanas y ¿perder? tiempo con el Señor, sin buscar más que estar con Él.

Sabemos que todo lo que pidamos al Padre en nombre de Jesús, con absoluta confianza, se nos dará, pero esto no debe convertirse en lo esencial; más bien, debe caer dentro de la periferia. No debemos buscar la utilidad cuando rezamos aunque la oración sea eficaz y poderosa. Parece un juego de palabras, una contradicción pero no deben confundirse ambos conceptos.

Por eso os digo: todo cuanto pidáis en la oración, creed que lo habéis recibido y lo obtendréis.Mc 11, 24
La oración ferviente del justo tiene mucho poder.St 5, 16
Debemos procurar imitar a Cristo. Él es modelo de entrega total, de amor gratuito que nos espera nada a cambio
Él pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el Diablo,” Hch 10, 38;
Gratis lo recibisteis; dadlo gratis,” Mt 10, 8
, de obediencia a Dios Padre y de obediencia hasta la cruz. Por amor, aprendamos de Él.

Crucifixion

La oración de petición es tan válida como cualquier otra, menospreciar a los que lo hacemos es, a mi humilde juicio, soberbia.

Sin embargo, no debemos quedarnos ahí, debemos también dar gracias,

Es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugarprefacio
escuchar su Palabra,
Este es mi Hijo, mi Elegido; escuchadleLc 9, 35
vivir y disfrutar de su presencia,
Gustad y ved que bueno es el SeñorSal 33
discernir su voluntad, etc.

Author: justtoth

Somos Marta Jimenez y Máximo Núñez un matrimonio cristiano. Nuestro único objetivo es, desde nuestra pequeñez, ayudarte en tu encuentro con el Padre. Yo creo que todo cristiano es sacerdote, profeta y rey, que el Espíritu Santo sopla donde quiere y que Dios nos llama a todos (no solo a sacerdotes y monjas) a un discipulado radical en su amor incondicional. ¡Quiero estar consagrado al servicio de Dios y ser su testigo ante el mundo! Cualquier idea, sugerencia, crítica, etc. es muy bienvenida. Con la aportación de todos podremos hacer que este Blog merezca la pena y nos sirva para encontrarnos con Él.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *